Gastamos demasiado tiempo preguntándonos qué hemos hecho mal y por qué se nos castiga de esa manera. Gastamos demasiado tiempo culpando y culpando mirando sólo en una dirección, sin poder avanzar, estancándonos como idiotas en apenas un instante de nuestro pasado, sin darnos cuenta de que ese instante se alarga durante años.
Años después, yo sigo aquí, cubierta de barro, perdiendo mi vida.

Gastamos demasiado tiempo preguntándonos qué hemos hecho mal y por qué se nos castiga de esa manera. Gastamos demasiado tiempo culpando y culpando mirando sólo en una dirección, sin poder avanzar, estancándonos como idiotas en apenas un instante de nuestro pasado, sin darnos cuenta de que ese instante se alarga durante años.

Años después, yo sigo aquí, cubierta de barro, perdiendo mi vida.